EL LIDERAZGO ¿ CÓMO LO ENTIENDES?

Hoy vamos a hablar de las cualidades de un Líder, todas las personas en alguna ocasión hemos ejercido de líderes, hemos guiado a un grupo según lo que para nosotros era correcto, hemos sido el ejemplo y les hemos infundido la motivación y el valor para llevar a cabo una idea, un proyecto, ya fuese en la infancia jugando o cómo adultos ejerciendo nuestra profesión, o disfrutando en grupo de un hobby o actividad, en muchos ámbitos y ocasiones cualquier persona ha desarrollado el papel de líder.

Esta vez describiré las cualidades de un liderazgo mal entendido, a pesar de que mi vertiente es la positiva; empezaremos la semana resaltando las cualidades negativas, dado que la mente sólo reconoce y entiende  las experiencias que hemos vivido, seguro que hay muchas personas reconocerán este tipo de liderazgo mal desarrollado.

Estas personas suelen confundir el liderazgo y el poder de su influencia con autoritarismo, una de las principales causas de este autoritarismo es  la falta de seguridad en sí mismo. Su propia inseguridad le hace ver conspiradores dónde sólo hay discrepancias, a un colaborador en un competidor eficaz. Todo ello produce un efecto corrosivo en las relaciones de su entorno, un efecto que se detecta por las siguientes características:

  1. Crea barreras en la relación. Establece más barreras de las necesarias, suele verse en el filtraje de llamadas.
  2. Trata a las personas cómo instrumentos. Se convierten en propiedades u objetos a utilizar a su voluntad.
  3. No experimenta la necesidad de someterse a ningún control. Siendo el director, jefe o persona responsable nunca se equivoca ni comete errores.
  4. Es elitista y snob. Habla de igual a igual a quien considera de su rango.
  5. Utiliza un lenguaje tópico y vacío. No abordan un tema a fondo y dan rodeos sin contestar.
  6. Elimina cualquier tipo de oposición. No tolera las discrepancias, con lo cual, se rodea de gente mediocre,  aduladora y que no discuta sus decisiones,  por su temor también a que le puedan quitar su puesto.
  7. Practica la hipocresía y la falsa humildad. Cambios repentinos de opinión.
  8. Es excesivamente normativo. Insiste en aumentar normas y cada vez con más complejidad. Magnifican los riesgos de los cambios.
  9. Tiene tendencia  a  dicotomizar. Es extremista, o todo es bueno o todo es malo, o todo es verdad o todo es mentira.
  10. Usa el trabajo cómo tapadera de la falta de diálogo. Siempre está muy ocupado y tiene algo más importante que hacer, se sumerge en el trabajo para evitar tomar decisiones.
  11. Oculta sus sentimientos. Esconde sus aspectos dulces cómo si fuesen debilidades, esconde la posibilidad de atravesar por una situación difícil

Vista la lista, cabe resaltar que ser un buen líder no es fácil,  el líder que tenga algunas o peor aún,  todas estas actitudes, mejor releve a otra persona en su puesto o solicite unas información acerca de nuestros programas de Business Coaching, para estos casos en concreto, es necesario un proceso de un año mínimo si el cliente pone de su parte y gracias a las técnicas de PNL y Coaching Ontológico.

Y de nuevo volviendo a Ser yo misma, y retomando mi escritura positiva, me gustaría recalcar la vertiente positiva del liderazgo para finalizar.

La política de un buen líder es el de rodearse de un equipo competente, especializado y experto, capaz de asesorar y en quien poder delegar, y hoy en día, dada la importancia del uso de Internet,  estas características se pueden extrapolar a las redes sociales y a la adquisición de contactos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s